Después de tres años Ohio prepara su primera ejecución

0
103
15
Foto: Referencial/El Horizonte
El estado de Ohio informó que prepara para este miércoles su primera ejecución desde que en 2014 administró una inyección defectuosa a un preso, que murió agonizando y que puso a la pena de muerte al borde de la paralización en Estados Unidos.

El primero en pasar por la sala letal del Centro Correccional del Sur de Ohio será Ronald Phillips, aunque el estado tiene programadas otras 26 ejecuciones de aquí a septiembre de 2020 que se han ido acumulando durante los últimos tres años y medio de bloqueo.

Phillips, de 43 años, será ejecutado si nada lo impide por haber matado en 1993 a la hija de su entonces pareja, una niña de tres años llamada Sheila de la que también había abusado reiteradamente.

En la memoria de todos está la ejecución en enero de 2014 -la última hasta la fecha en Ohio- de Dennis McGuire, que había sido condenado a muerte por violar y asesinar a una mujer embarazada de siete meses y medio.

Fue una de las primeras ejecuciones en las que se experimentó con un controvertido fármaco (midazolam) para sedar a los reos ante la escasez de otros componentes, y salió mal: McGuire no estaba dormido cuando los fármacos letales hicieron su efecto.

En la ejecución de Phillips, Ohio probará de nuevo con midazolam, le seguirá una dosis de bromuro de rocuronio, que le paralizará los músculos, y una tercera de cloruro de potasio, que detendrá el pálpito de su corazón, esto como parte de un cóctel de tres medicamentos que, idealmente, deberían acabar con su vida sin que él se dé cuenta.

Ohio tiene en su corredor de la muerte a 139 presos, incluidos los 27 que pretende ejecutar hasta 2020. Desde que el Supremo reinstauró hace cuatro décadas la pena de muerte en Estados Unidos, el estado ha ejecutado a 53 presos.

 

Fuente: caraotadigital.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here