Gocho inmortal

0
29

Johan Santana fue exaltado ayer al Salón de la Fama de los Mellizos de Minnesota y se convirtió en el sexto venezolano que ha sido inmortalizado por equipos de las Grandes Ligas

Johan Santana, el pitcher más dominante que ha lanzado en este siglo con Minnesota, recibió su justo lugar entre las glorias de esa franquicia, al ser inmortalizado ayer como nuevo integrante del Salón de la Fama de los Mellizos.

Santana fue retribuido con el máximo honor que concede la divisa, gracias a un recorrido que comenzó en 2000, al ser tomado en el Draft de la Regla 5, y que incluyó dos premios Cy Young.

Es el sexto venezolano que entra para siempre a alguno de los pabellones de las Grandes Ligas.

“Me siento feliz, muy contento, orgulloso de representar a los venezolanos y hacer historia acá, es algo que no habría podido conseguir sin ese apoyo”, declaró el Gocho, entrevistado por la periodista Mariana Guzmán, momentos antes de su entronización. “Ese cariño, esas ganas de hacer las cosas bien para que los venezolanos se sintieran orgullosos, ha pagado sus frutos”.

Santana perteneció a los Mellizos hasta 2007, cuando fue cambiado a los Mets de Nueva York. Dejó 3.22 de efectividad en los 1.308 innings y dos tercios que acumuló con su primera novena, con marca de 93-44, además de 1.381 ponches (más de uno por inning) y 141 de efectividad ajustada.

En tres oportunidades encabezó la Liga Americana en ponches, consiguió dos títulos de efectividad y uno de victorias. En 2006 se llevó la Triple Corona del pitcheo y es el único criollo en conseguirlo. En 2004, además, se convirtió también en el único monticulista del patio con una cosecha de 20 triunfos, al cerrar con foja de 20-6.

El zuliano Juan Manuel Rincón, uno de los relevistas más efectivos de los gemelos en los años de Santana, se contó entre los invitados especiales que viajaron a Minneapolis y St. Paul para ser parte del acto.

“Johan es uno de los mejores en la historia de la organización”, declaró Rincón a Guzmán. “Es muy merecido este homenaje”.

Luis Aparicio fue el primer inmortal del beisbol venezolano en las Grandes Ligas, al ser entronizado por los Medias Blancas de Chicago, los Orioles de Baltimore y el templo de Cooperstown. Andrés Galarraga es parte de los consagrados de los Rockies de Colorado, David Concepción fue exaltado por los Rojos de Cincinnati, Omar Vizquel por los Indios de Cleveland y Melvin Mora acompaña a Aparicio en Baltimore.


Toca colgar los spikes

Johan Santana se resistió en enero a aceptar por fin la idea de que no volverá a jugar beisbol profesionalmente. Así se lo dijo al diario St. Paul Pioneer Press, al ser contactado por la noticia sobre su elección para el Salón dela Fama de los Mellizos. Se resistía, incluso, a pesar de haber pasado por la planilla de votación de Cooperstown. Las cosas, sin embargo, han evolucionado. Toca la hora de aceptar que llegó el momento de colgar los spikes.

“Me encuentro ya prácticamente del otro lado de mi carrera”, le dijo ayer a la periodista Mariana Guzmán, en Minnesota, minutos antes de aceptar su inmortalidad deportiva.  “Lo que fue, fue, y estoy feliz de todo lo que he conseguido. Pero creo que está llegando la hora de que cerremos este capítulo y abramos uno nuevo”.

El merideño intentó ponerse a punto para lanzar con el Magallanes en la campaña 2017-2018, pero el hombro izquierdo, dos veces operado, no le ha respondido desde 2014, cuando se recuperó de la rotura del tendón de Aquiles.

Fuente: Diario El Nacional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here