Liberan a los tres detenidos que acompañaban a Puigdemont

0
109
3. Mundo

(29 de marzo de 2018. Editor).- La Policía Nacional dejó en libertad a los dos mossos que iban en el mismo coche, junto a Carles Puigdemont, cuando fue capturado en Alemania después de que ambos agentes hubieran sido detenidos a mediodía en Barcelona y de que se les tomara declaración sobre por qué y en qué circunstancias viajaron junto al expresidente catalán.

Pasadas las siete y media de la tarde, la Policía procedía igualmente a la detención también en la Ciudad Condal de un tercer ocupante de aquel vehículo, el historiador y comisionado de Relaciones Internacionales de la Diputación de Barcelona, Josep Lluis Alay Rodríguez, que también ha sido puesto en libertad.

Los arrestos practicados este miércoles se producían en el marco de las investigaciones que está desarrollando la Comisaría General de Información de la Policía como parte de las diligencias abiertas la víspera por la Fiscalía de la Audiencia Nacional por un presunto delito de encubrimiento, que está penado con hasta seis años de prisión e inhabilitación absoluta de hasta 12.

En concreto, la Fiscalía ha pedido a la policía información lo más detallada posible sobre el papel que desempeñaron los dos mossos y resto de participantes en el viaje del expresident para así poder determinar si incurrieron o no en algún tipo de responsabilidad penal, en tanto pudieron ayudar a Carles Puigdemont encubriéndole para que se sustrajera de la acción de la Justicia cuando ya pesaba una orden internacional de detención y entrega contra él.

3. Mundo (1)

En este sentido, según fuentes oficiales, la intencionalidad de las detenciones que se están practicando no es otra que tomarles declaración en la Brigada Provincial de Información para elaborar un atestado sobre lo ocurrido. Se trata, por tanto, de conocer «cuál fue su participación y en calidad de qué estaban en el vehículo», esto es, si cumplían órdenes o intervinieron por decisión propia.

Tanto los arrestos de los mossos, Xavier Goicoechea y Carlos de Pedro López, como la de Alay se produjeron en suelo español.

La del primero, perteneciente al cuerpo de escoltas de los Mossos, a las 12:45 horas en el aeropuerto del Prat cuando regresaba en un vuelo procedente de Bruselas. La del segundo agente, miembro de la escala básica de la policía autonómica catalana, se llevó a cabo quince minutos más tarde cerca de su domicilio, en la localidad de Vilassar de Mar.

Globovisión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here