¡Lo mejor está por venir!

0
86
2. Lo mejor(2)

(28 de diciembre de 2017. Editor).- Por: Carla Acebey de Sánchez (@carlaadesanchez)

Estamos cerca de cerrar un año, y mi deseo es que veas este nuevo ciclo que está por comenzar como una gran oportunidad que tienes para mejorar tu vida y mundo. Aunque haya desafíos, date cuenta de que tú puedes mejorarlo todo. Por tanto, confía en que lo mejor está por venir y crea ese maravilloso porvenir que espera por ti.

El tiempo, un regalo de infinitas posibilidades

Me gusta imaginarme ante un nuevo día como quien está al frente de una encrucijada, varios caminos en frente, cada uno llevándome a una dirección distinta. Lo mismo es una nueva semana, mes o año. De hecho, es igual ante cada hora y cada minuto. Siempre estás eligiendo. Ese es el gran regalo que Dios nos dio y nos dará para este año que está por comenzar. Si eres una persona que no ha hecho trabajo de inteligencia emocional, puedes creer que tienes una sola opción: reaccionar instintivamente o desde lo que estás acostumbrado ante lo que te ocurre. Si te conoces un poco más y te has reentrenado para actuar con mayor conciencia, sabes que hay la posibilidad de reaccionar por lo menos de dos maneras: una puede llevarte a un camino de paz y tranquilidad, mientras que la otra puede traerte conflicto y sufrimiento. Entonces, ¿qué vas a decidir?

Seguro has oído esta célebre frase de John Maxwell: “La vida es un 10 % lo que me pasa y un 90 % cómo reacciono ante ello”. Esto para mí es totalmente cierto. La vida es un misterio, y a veces no podemos entender por qué ocurren algunas experiencias. Sin embargo, la forma cómo reacciones hará la diferencia. En muchos casos reaccionar positivamente no es lo más común; estamos llenos de condicionamientos y aprendizajes que nos conducen a la queja, a la rabia, a la discusión. La buena noticia es que eso se aprende. Si no sabes cómo hacerlo, ¡cuenta conmigo!

¿Estás en un buen momento de vida? El futuro puede ser mejor aún

Ojalá ahora mismo estés viviendo buenas experiencias y te sientas satisfecha(o) con la vida que llevas. Si eso es así, espero que también sepas que puedes expandir tus límites de bienestar, éxito, amor y prosperidad. Si tu momento es bueno, ¡puede ser aún mejor! Tú puedes llegar a nuevos niveles de plenitud reconociendo que lo mejor está por venir. Para ello, te sugiero que cambies algunos pensamientos.

Inconscientemente somos leales a nuestras familias y tenemos techos invisibles de bienestar que están asociados a ellos. Entonces, para expandirnos y llegar más lejos que nuestros padres, debemos vernos como pioneros en nuestros linajes de sangre y trascender las tradiciones inculcadas. Si te das cuenta de que ese es tu tema, te recomiendo que digas: los honro por lo que me dieron y hasta donde llegaron. Yo ahora me doy el permiso de ir más allá, de recorrer mi propio camino.

¿Estás viviendo un desafío? ¡Tú puedes superarlo!

Si en este momento tienes obstáculos a vencer, ojalá tengas la actitud y la fortaleza para saber que tú puedes sobreponerte. Recuerda que la vida está llena de aprendizajes. Mira hacia atrás en tu vida y date cuenta de cuántas veces has superado un desafío y cuáles han sido los regalos que has conseguido a propósito de eso. Siempre hay regalos detrás de cada prueba. Además, si revisas con detalle, verás que tus experiencias te han hecho crecer y ser una mejor persona de alguna manera. Esta vez no será distinto, bien sea que individualmente tengas un desafío de salud, relaciones, financiero o de cualquier otra índole, tú puedes salir adelante, con mayor fortaleza e, incluso, sabiduría por lo aprendido.

Es exactamente igual si el entorno en el que vives tiene retos. La comunidad, estado y país donde vives, no es fortuito para ti y trae sus aprendizajes. Así que busca cuál es tu lección allí, y verás que la forma como vives esos desafíos cambiará.

Si en algún momento te es difícil lidiar con la frustración o la incertidumbre, refuerza tu fe, esperanza y usa tu poder creador. ¿Cómo? Imagínate viviendo un mejor momento, con esa prueba superada. Visualízate de la manera más vívida que puedas, sonríe y alégrate como si ya estuvieses viviendo ese momento ahora. Sostén esa visión tanto como te sea posible y regresa a ella tantas veces puedas. Recuerda y repite: ¡lo mejor está por venir! También puedes preguntarte: ¿cómo llego a este momento que imagino, a esta solución? El cerebro, junto a la parte más sabia de ti se encargará de mostrarte las respuestas.

Mientras hay vida hay esperanza

La vida es el mayor don que tenemos, y muchas veces no la apreciamos completamente. Lo mismo ocurre con otros regalos invisibles como la salud, los sentidos, la vitalidad, los afectos y… pare usted de contar. Si nos apalancamos en estos grandes regalos, podremos llegar a nuevos niveles de bienestar o superar los retos que enfrentamos.

Desarrolla una actitud de esperanza, aférrate a esa idea de que lo mejor está por venir y al mismo tiempo pregúntate: ¿qué puedo hacer hoy, ahora, para crear eso que quiero en mi vida? Lair Ribeiro dice contundentemente: “La intención sin acción es pura ilusión”. Así que si quieres acercar y poner en tiempo presente ese maravilloso futuro, es necesario que actúes hoy. Cada día da un paso más en dirección de tus sueños, de esa vida que quieres. Si te quedas imaginando y trabajando los pensamientos, pero actuando de igual manera, nada cambiará.

Recuerda, hay un mundo de infinitas posibilidades para ti en este nuevo comienzo. Así que elige bien. De todo corazón: ¡Feliz Año Nuevo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here