Rastrear móviles ajenos, la práctica más utilizada y criticada de los últimos tiempos

0
693
01
Foto: colombia.com

Hoy en día la tecnología ofrece muchas bondades y beneficios. Hay aplicaciones para prácticamente todo: comprar ropa y comida online, agilizar pagos, ayudar a controlar gastos mensuales, gestionar cuentas de correo electrónico, y mucho más.

Toda una amplia variedad de apps que suelen hacer la vida un poco más sencilla. Pero no hay que olvidar que también existen mentes ociosas que siempre intentan, de cualquier forma, averiguar lo que no deben, violando la privacidad de otros.

No es un secreto para nadie que existen aplicaciones y trucos para rastrear móviles, incluso los ajenos. Con tan solo pasar un par de horas en Internet buscando tutoriales, en algunas páginas web se puede aprender esta práctica, que realmente no es tan complicada. Aunque hay ofertas engañosas que verdaderamente no funcionan.

Pero, ¿es realmente necesario que se rastreen móviles para mantener vigilados los pasos de otra persona?

Hay quien dice que tantos trucos rodando en Internet sobre este tema prácticamente son una invitación a hacerlo. En todo caso sería una tentación, pero no debe representar una excusa para comenzar a invadir la privacidad de los seres queridos.

Este tipo de práctica, generalmente, la utilizan tanto mujeres como hombres para espiar a sus parejas, y también alguno que otro padre que quiere estar enterado de cada uno de los pasos que dan sus hijos.

Pero no todo se trata de invasión a la privacidad. Si se piensa bien, este método también puede ser utilizado para localizar un móvil que se haya perdido, o que haya sido robado, aunque en este último caso la cuestión suele ser más complicada.

Rastreando un móvil

Puede hacerse de tres formas diferentes: localizar por satélite, por número o por aplicaciones. Hay sitios web como Tecnobeta que ofrecen toda la información sobre cómo rastrear un celular y la explican detalladamente. Solo se deben seguir cada uno de los pasos del localizador gratuito allí indicados y ya está, será posible rastrear cualquier móvil.

Algunos de estos métodos también permiten saber la situación exacta de un móvil, grabar audio, y efectuar fotos y vídeos de forma remota. Por lo que, si una persona está buscando atrapar a otra en una actividad ilícita, por decirlo de alguna manera, con estas opciones podrá hacerlo.

Lo mejor es que todas estas alternativas son completamente gratuitas, así que rastrear el móvil propio o el de otros no representará ningún gasto. En todo caso, solo se necesita invertir un poco de tiempo.

Un localizador gratuito es la mejor opción, sobre todo en los móviles con sistema operativo Android. Un ejemplo de ello es la aplicación llamada Android Lost, con la que se podrá localizar un móvil en cualquier lugar del mundo, sin pagar nada. Por supuesto, ese móvil tiene que tener la aplicación instalada y configurada previamente. Sirve mucho para aquellos que no saben dónde han dejado sus aparatos.

Hay quienes no dudan en tomar por descuido el móvil de otra persona e instalar esta aplicación sin que se den cuenta. En ese caso, sería posible activar la misma y saber su ubicación.

También puede hacerse online. Solo hace falta buscar la frase “Administrador de Dispositivos Android” y allí aparecerá, después de haber iniciado sesión con una cuenta Gmail, un mapa con la ubicación exacta de ese móvil. También se puede bloquear o borrar los datos del dispositivo. Este supone un paso definitivo y se puede ejecutar en casos en los que no haya más remedio, como cuando el aparato ha sido robado.

Otra opción es la de poder localizar por satélite. Solo se requiere ir al navegador, entrar en la web de SAT GPS Locate y rellenar los datos. Se rastreará el móvil por GPS con la aplicación Instamapper.

No es necesario invadir la privacidad

Algunos logran salirse con la suya y encuentran la forma de localizar los móviles de sus parejas, amigos o familiares. Esto quizá no sea tan bueno, pues la persona, de una u otra forma, podría darse cuenta y a nadie le gusta que invadan su privacidad, incluso si no tienen nada que esconder. Se trata de respeto y confianza.

En definitiva, estos trucos tan amados y criticados hoy en día pueden ser utilizados para bien o para mal.

Todo dependerá de lo que hagan las personas con estas herramientas: si rastrear un móvil perdido o utilizarlas para espiar a alguien por simple gusto. Eso es un tema que queda en la conciencia de cada persona. Las herramientas existen, pero lo importante es el uso que se le den.

 

Fuente: Panorama 21/07/2017

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here