Un suicidio colectivo internacional pactado fue frustrado por la policía española

0
152
19
Foto: Referencial/Andalucía Información
Una investigación de la Policía regional vasca en España permitió frustrar un suicidio colectivo de personas de varios países, en una operación que se ha saldado con la detención en Argentina del presunto inductor, un joven de 17 años, informó ese cuerpo de seguridad.

La investigación policial comenzó el pasado 19 de julio, cuando personas del entorno cercano a la víctima española detectaron en la red social Instagram conversaciones extrañas en las que se hablaba de autolesiones.

Uno de los responsables de la policía regional vasca (Ertzaintza), Hugo Prieto, dijo a la agencia de noticias EFE que el grupo estaba integrado por seis jóvenes, una de ellas española, así como por un un mexicano y cuatro argentinos.

También indicó que en esa red social encontraron otros tres perfiles falsos creados por el detenido argentino para dar más credibilidad al grupo. Todos ellos eran jóvenes con problemas de adaptación y que se refugiaban en este chat para sentirse comprendidos. La consumación de los suicidios se realizaría el 17 de agosto.

Los especialistas de la Ertzaintza, junto al Juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián y el fiscal especialista en Criminalidad Informática de la capital guipuzcoana, Javier Zaragoza, contactaron con la Fiscalía argentina, lo que permitió identificar al presunto inductor del suicidio colectivo, quien fue detenido, por agentes de la Policía Federal argentina, en su domicilio de San José, en la provincia de Entre Ríos.

En la habitación del menor, además de materiales informáticos que aún se investigan, se localizaron varios cuchillos y cutters, así como gasas impregnadas de sangre. Aunque estos indicios podrían hacer pensar en que el joven que se autolesionaba, los expertos dudan de que el detenido quisiera realmente suicidarse por el hecho de introducir varios perfiles falsos en esa red social.

El arrestado ha sido puesto bajo la tutela de especialistas psiquiátricos en Argentina. La investigación sigue abierta para identificar a todas las personas implicadas, esclarecer completamente las circunstancias que envuelven el caso y, sobre todo, descartar la existencia de otros grupos que pudieran haber sido creados por el menor con las mismas intenciones.

La Policía vasca indicó que aunque los hechos se asemejan a los que habitualmente se engloban bajo el juego conocido como la “ballena azul”, también orientado a conseguir el suicidio de otras personas, este caso se diferenciaba en que no había fases progresivas en las que la víctima se encaminaba individualmente hacia la muerte como en el caso citado.

Aquí, por el contrario, el supuesto inductor trataba de lograr el compromiso del grupo para consumar de manera conjunta el suicidio de todos sus integrantes.

 

Fuente: caraotadigital.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here