Trump vuelve a amenazar a China, esta vez con aranceles de $100.000 millones

0
69
FILE PHOTO: U.S. President Trump hosts a House and Senate leadership lunch at the White House in Washington
(Reuters / Kevin Lamarque /File Photo)

(08 de abril de 2018. Editor).- China advirtió el viernes que está completamente preparada para un «fiero contraataque» con nuevas medidas comerciales, si Estados Unidos concreta la amenaza del presidente Donald Trump de imponer aranceles adicionales a las importaciones chinas por el orden de los 100.000 millones de dólares.

Ante lo que denominó «la represalia injusta de China» contra las medidas anteriores de Washington, Trump redobló el pulso el pasado jueves y ordenó a funcionarios estadounidenses que identifiquen aranceles extra, escalando una confrontación que podría tener consecuencias perjudiciales para las dos mayores economías del mundo.

El portavoz del Ministerio de Comercio chino, Gao Feng, calificó las acciones de Estados Unidos como «extremadamente equivocadas» e injustificadas, agregando que la disputa es un pulso entre unilateralismo y multilateralismo. También dijo que no es probable que haya negociaciones bajo las actuales circunstancias.

“El resultado de este comportamiento es aplastarse su propio pie con una piedra”, comentó Gao en una conferencia de prensa en Pekín. “Si Estados Unidos anuncia una lista de aranceles adicionales por 100.000 millones de dólares, China ya tiene totalmente preparado, y no dudará en ejecutar, un fiero contraataque”, agregó.

Las amenazas comerciales sacudieron a Wall Street este viernes, poniendo fin a una semana volátil. Los principales índices cayeron más de 2% en la sesión y el dólar también bajó, mientras que el yen japonés y los futuros de oro ―a los que se considera refugios― subieron.

La semana comenzó con China imponiendo aranceles por 3.000 millones de dólares a frutas, nueces, vino y carne de cerdo de Estados Unidos, lo que escaló rápidamente a amenazas que podrían reducir en cientos de miles de millones de dólares el comercio entre las dos economías.

Si bien los funcionarios estadounidenses dijeron que estaban preparados para hablar con China, no había un camino claro para las negociaciones.

Tanto el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, como el asesor económico de Trump, Larry Kudlow, estuvieron en televisión para promover la idea de conversaciones. Mnuchin dijo a CNBC que “estamos en comunicación regularmente”.

Algo de daño

Gao habló poco después de que Trump defendió su plan de gravámenes en la radio estadounidense, asegurando que la decisión podría causar «algo de daño«; pero que el país norteamericano estará mejor a la larga.

China desveló el miércoles una lista de 106 productos estadounidenses ―desde soja a carne de vacuno congelada y aviones―, en una rápida represalia pocas horas después de que el Gobierno de Trump propusiera gravar unos 1.300 bienes industriales, tecnológicos, médicos y de transporte chinos.

China afirmó que no tiene miedo a una guerra comercial, aunque no está buscándola, y acusó a Estados Unidos de provocar el conflicto. Gao señaló que los comentarios de funcionarios estadounidenses sobre charlas en progreso sobre estos asuntos son incorrectos: “Bajo estas condiciones, las dos partes no pueden realizar negociaciones sobre este asunto”.

Analistas de Oxford Economics advirtieron de que una guerra comercial en toda regla tendrá consecuencias perjudiciales.

“Es importante destacar que los aranceles con los que se amenaza estarán sujetos a negociación y, por tanto, no deberían considerarse definitivos”, dijeron en una nota a clientes.

“Una guerra comercial (en toda regla) tendría un efecto más pronunciado. Estados Unidos y China sufrirían una desaceleración significativa en el crecimiento real del PIB, una pérdida acumulada de alrededor del 1,0 punto porcentual” y reduciría el crecimiento económico mundial al 2,5% en 2019 desde el 3,0% que tiene como escenario base Oxford.

Reuters / Banca y Negocios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here